domingo, 8 de enero de 2017

JUEGOS DE MESA PARA TRABAJAR EL LENGUAJE

Hola chic@s:

Nos quedan unas horas para volver a la rutina, ya hemos vuelto a la realidad después de unos días de fiesta con la familia y ahora toca hacer las maletas para los que tenemos nuestro trabajo fuera de casa.

Relacionado con la entrada que he hecho, quiero hacer una reflexión... ¿En qué momento uno se da cuenta que ha pasado de gustarle su trabajo a ser completamente adicta a él?. En mi caso particular, lo sospechaba cuando gran parte de mi tiempo lo dedico a fabricar y fabricar materiales, cuando me voy de tiendas y al final siempre acabo comprando algún juego o algún libro relacionado con el trabajo, cuando tengo las estanterías de mi casa repletas de materiales, cuando la gente de mi alrededor me empieza a decir..."¡chiquilla estás enferma!"... Pero realmente te das cuenta que todo el mundo tenía razón cuando... ¡te pides para los Reyes Magos juegos para trabajar con tus niños!, y lo más fuerte, ¡los regalos que más ilusión te han hecho son esos juegos! 

Reflexiones aparte, en esta entrada os quiero mostrar los juegos de mesa que me he pedido para poder trabajar con mi alumnado distintos aspectos del lenguaje de una forma alternativa. A partir de mañana iré viendo si realmente son útiles para ellos y si tengo que adaptar muchas cosas.

PASAPALABRA PEQUES:

A simple vista tiene muy buena pinta. Consta de dos fases. En la primera fase hay que superar distintas pruebas que se encuentran en diversas tarjetas  para conseguir tiempo para la segunda fase. En la segunda parte, se usa el tiempo que se ha acumulado para completar el rosco final. 
Me gusta mucho el recurso de la rueda y las imágenes con la palabra detrás si existe alguna duda. Las preguntas que se formulan son referidas a categorías semánticas, conciencia fonológica, concordancia de género y número, etc. Como refuerzo final para afianzar contenidos, me parece un juego interesante.


 

PARTY & CO JUNIOR:

¿Quién no se ha pasado tardes de domingo con los amigos jugando al party? Era mi preferido. Seguro que también será el de mis alumn@s. Creo que la gran mayoría conoceréis la dinámica del juego. Consta de un tablero con diversas pruebas donde hay que agudizar el ingenio. En nuestro caso particular trabajamos distintos tipos de lenguaje:
- Lenguaje artístico y creativo a través de los dibujos que deben adivinar.
- Lenguaje corporal a través de la mímica y los gestos.
- Aspectos suprasegmentales con diversas prosodias o melodías, también onomatopeyas.
- Definiciones para adivinar el personaje.
- Comprensión de preguntas y respuesta acorde.

He observado que en la prueba de las definiciones, hay muchos personajes de la tele, sobre todo futbolistas y de series de adolescentes. En este caso lo adaptaré con el vocabulario que quiera trabajar en el momento concreto.


 

TIC-TAC BOUM JUNIOR:

Este juego ha sido realmente un autorregalo, aprovechando las rebajas. El juego es muy gracioso. Consta de una serie de cartas con distintas temáticas y una bomba cronómetro. La dinámica consiste en decir una palabra que se te ocurra a partir de la situación que toque pasando la bomba por turnos. El objetivo final es que no te explote la bomba. Con este juego trabajamos acceso al léxico, evocación de palabras pertenecientes a una familia, recuperación léxica, memoria, rapidez y precisión. También tiene tarjetas en blanco para dibujar nuevos contextos.
Está la versión normal con tarjetas de sílabas donde durante el tiempo que pasa la bomba, hay que decir palabras que comiencen con esa sílaba, pero ese material lo podemos fabricar sin problemas.


CLÁSICO QUIÉN ES QUIÉN:

Pienso que la gran mayoría de los que trabajamos logopedia, hemos comprado o elaborado nuestro "¿quién es quién?" particular. Yo tenía el mío fabricado pero no me convencía, así que aprovechando que hay muchas imitaciones del original, he encontrado uno que me viene super bien para modificar las tarjetas a mi antojo, además de ser más barato. 
En este caso, el juego trae tres categorías de descripciones: personajes, animales y extraterrestres, pero nosotros podemos fabricar infinitas tarjetas en función de lo que queramos trabajar. 


Espero que os haya servido esta entrada. Hay gran cantidad de juegos de mesa que podemos usar a nuestra conveniencia, pero tampoco podemos abarcar todos los juegos del mercado, ¡ufff! Yo de momento ya tengo en mente pedirme algunos juegos más para el año que viene, si los Reyes consideran que me he portado bien, jeje. 
Si queréis, podéis comentar juegos de mesa que tengáis o que conozcáis, así me lo apunto en mi lista de juguetes especiales. Gracias.

¡Empecemos mañana con energía chic@s!

Saludos!!!